EditorialFin de una semana agitada y a la expectativa de una salida racional de la crisis

septiembre 17, 20214 min

Finalmente el gobierno nacional anunció su nuevo gabinete con el objetivo de relanzar la gestión del presidente Alberto Fernández, sacudido por las recientes primarias con una recuperación de la oposición sobre gran parte del país.

 

El devastador resultado de las PASO del domingo pasado desencadenó una interna feroz en el oficialismo, con consecuencias imprevisibles para los próximos dos años de gobierno de Alberto Fernández, enfrentado a su vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 

Los nombres que surgieron para renovar el gabinete implican un avance del kirchnerismo duro sobre el albertismo, después de la dura carta pública que sacudió al gobierno. El presidente este sábado visitará La Rioja para mantener una reunión de trabajo con los gobernadores, donde buscará sellar un respaldo a su gestión que debe sortear el escollo del 14 de noviembre y dos años de mandato.

 

Las elecciones de medio término detonaron una fuerte crisis de institucionalidad en el gobierno, que navegó en aguas agitadas de una economía en picada y con la pandemia que sorprendió al mundo. La vicepresidenta cuestionó volvió a arremeter contra “los funcionarios que no funcionan”, el manejo de la crisis sanitaria y también apuntó a la sub-ejecución del presupuesto del gasto público para contener a enormes sectores golpeados.

 

Esto implicará una expansión del gasto y una revisión del presupuesto 2022, que preveía una reducción. Del otro lado, están las negociaciones avanzadas del ministro de Economía Martín Guzmán con el FMI, que pujan en sentido contrario.

 

La tregua entre las máximas figuras del elenco de gobierno buscará oxigenar a una gestión que vivió su semana más difícil desde su inicio en 2019. Recientemente se apuntó en esta columna que se debía tomar nota del mensaje de las urnas, en una campaña que pareció desconectada de los problemas que acucian a la mayoría de los argentinos. Es tiempo de ocuparse de las demandas sociales que reclaman un cambio de rumbo.