PaísEl colombiano Andrés Balanta falleció tras entrenar con Atlético Tucumán

El futbolista de 22 años participaba de la pretemporada con el plantel tucumano cuando "sufrió una descompensación durante la práctica que derivó en un paro cardíaco, y fue trasladado de forma urgente al hospital pero no pudo ser reanimado".
noviembre 29, 20223 min

El mediocampista colombiano Andrés Balanta falleció este martes a causa de una descompensación, mientras se entrenaba con sus compañeros de Atlético Tucumán, en el segundo día de la pretemporada.

 

El deceso de Balanta fue confirmado por el club tucumano en redes sociales: «Atlético Tucumán lamenta confirmar el fallecimiento del futbolista colombiano Andrés Balanta. Abrazamos y acompañamos con profundo respeto a sus familiares y amigos en este momento».

 

Balanta, quien tenía 22 años, «sufrió una descompensación durante la práctica de fútbol con el plantel, que en principio derivó en un paro cardíaco, y fue trasladado de forma urgente al hospital, pero no pudo ser reanimado», según el parte médico. Balanta murió en el centro de salud de la capital tucumana.

 

La Federación Colombiana de Fútbol (FCF) dio cuenta del fallecimiento de Balanta y dejó este mensaje en su cuenta oficial de Twiter: «La Federación Colombiana de Fútbol lamenta el fallecimiento de Andrés Balanta, jugador de la selección en sus diferentes categorías. Enviamos nuestras condolencias a sus familiares, amigos y allegados. Q.E.P.D.».

 

El exDeportivo Cali, de Colombia, se incorporó al «Decano» en el segundo semestre, solicitado por el entrenador Lucas Pusineri, quien lo dirigió en esa institución donde disputó un total de 7 partidos.

La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) resultó uno de los primeros organismos en lamentar la muerte del joven defensor, al reflejar que le enviaba «las condolencias a toda su familia. QEPD».

 

Distintas instituciones del fútbol local como Vélez, Central, Chicago, Colón, Platense, Independiente, San Lorenzo y Defensa y Justicia, entre otros, exhibieron su dolor por la irreparable pérdida y mandaron saludos para «familiares y amigos».