El Comité de Emergencia de la Capital se activó por las intensas lluvias registradas en las últimas horas, para la limpieza de las bocas de tormenta e imbornales de distintos barrios, muchos de las cuales estaban obstruidos por residuos acumulados en la vía pública, principalmente envases plásticos.

 

Los operarios de la Dirección de Servicios Urbanos, coordinados por el Comité de Emergencias, intervinieron rápidamente para despejar el sistema de drenaje y agilizar el escurrimiento del agua producto de las intensas precipitaciones.

 

En tanto, el Comité de Emergencias integrado por todas las áreas operativas del municipio se mantiene en estado de alerta para atender las demandas que puedan requerir los vecinos, quienes pueden comunicarse al teléfono 6007819 de Defensa Civil ante cualquier situación.

 

Hugo Silverman, de Defensa Civil, precisó que el organismo asistió a algunos vecinos con filtraciones en viviendas precarias, pero destacó que la tormenta consistió en lluvia intensa, pero sin fuertes vientos que ocasionaran voladura de techos o caída de árboles, como en otras oportunidades.

 

La dirección de Obras Públicas ya había comenzado trabajos de desenlame y limpieza en el desagüe ubicado en la avenida Colón, en el tramo comprendido entre la avenida Solís y el Desagüe Principal Sur. Con la asistencia de maquinaria especializada, procedió a retirar residuos, restos de ramas y hojas, envases plásticos y otros elementos con el propósito de garantizar su normal funcionamiento.

 

De esta manera, el municipio prosiguió con su plan de trabajo para mantener en condiciones el sistema de escurrimiento de la ciudad durante esta temporada de precipitaciones.