Con los plazos electorales acortándose, dado que en siete semanas vencerá el periodo dispuesto para la presentación de listas de precandidatos, el oficialismo busca diagramar su estrategia electoral «lo más rápido posible», ante el temor de «quedar terceros, cómodos» en las elecciones presidenciales y que el diputado libertario, Javier Milei, «siga creciendo».

En medio de los tironeos internos, las aspiraciones de las fuerzas que componen el Frente de Todos no encuentran una síntesis que conforme al colectivo de cara a los comicios, dado que un sector comulga con la idea de que el mecanismo de selección de los candidatos sean las PASO, mientras que otros siguen insistiendo con la posibilidad de «un candidato de unidad».

Como si las variables fueran pocas y la incertidumbre actual no alcanzara, en las últimas horas comenzó a circular el rumor de que la vicepresidenta Cristina Kirchner pudiera rever su posición de «no ser candidata a nada», algo que fuentes de la Casa Rosada consideraron «una operación muy peligrosa».

Mientras un sector del kirchnerismo sigue impulsando la idea de que el candidato oficialista sea elegido a dedo por la Vicepresidenta, desde la Casa de Gobierno cuestionan la iniciativa y recuerdan que en 2015 el peronismo «fue a una elección donde el candidato era el proyecto y le fue mal». 

«¿Qué es eso de candidato único? Es de partido stalinista. Es un infantilismo que demuestra el grado donde estamos», argumentaron.

LEE: Aracre mostró un chat con Alberto Fernández y el documento dónde propuso devaluar un 30%

NOTICIAS ARGENTINAS