Tras cambiar su postura sobre la ley ómnibus, el gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, consideró este domingo que la decisión del Gobierno de «retirar el paquete fiscal en su totalidad es un error».

Además, indicó que el aumento de las retenciones en el proyecto original que impulsaba el Gobierno “las retenciones eran un mal impuesto y no tenían sentido”.

“Los impuestos no te pueden matar la faz productiva. Es un error trabajar los impuestos en una planilla de Excel”, indicó.

En declaraciones radiales, el mandatario cordobés sostuvo que no cree que “el objetivo” del presidente Javier Milei sea “fundir las provincias”, aunque advirtió que “amenazar no es una buena estrategia, no cumple ningún efecto”. 

“Las de Milei son frases inoportunas, hay que tomarlas así y punto”, dijo Llaryora sobre la advertencia que se filtró en la prensa del presidente acerca de que iba a ”dejar sin un peso» a las provincias en caso de que se rechazara la ley de Bases.

El gobernador cordobés se declaró “convencido” de que la ley ómnibus “tiene que salir”, en tanto que cuestionó que se haya retirado todo el capítulo fiscal de la iniciativa.

A su entender, “en momentos de crisis, los líderes tienen que estar dispuestos a asumir costos políticos para tomar medidas para sacar a la Argentina adelante”.

“Me parece que retirar el paquete fiscal en su totalidad es un error, estamos con grandes posibilidades de levantar el paquete fiscal. Porque si retirás todo el paquete, te lleva a tomar decisiones de un mayor ajuste. Y el ajuste es a la gente, es menos salud, menos educación, una eximición de un sector productivo que no la va a tener, menos competitividad”, razonó.

“Yo digo, ¿para qué retirarlo todo? Si tenés parte del paquete que nosotros, los que nos animamos y queremos un país mejor, estamos dispuestos a acompañar. Aunque son ideas difíciles, estamos dispuestos a acompañar. Y dejá al costado las diferencias en ganancias, en retenciones y en lo previsional, eso dejalo para más adelante”, analizó.

NOTICIAS ARGENTINAS