La canciller Diana Mondino confirmó esta tarde que tras la salida de Guillermo Ferraro del Ministerio de Infraestructura, esa cartera pasará a estar bajo la órbita del Ministerio de Economía.

«Necesitamos la coordinación y que la famosa frase, no hay plata, podamos que quede bien claro en todos los casos. Economía absorbe, en la práctica, a Infraestructura. El ministro (Luis) Caputo tendrá más actividad y más responsabilidad», dijo la funcionaria en declaraciones radiales.

Al respecto, Mondino negó que exista «una crisis» en el Gabinete del presidente Javier Milei: «No hay crisis, seguimos trabajando juntos. Es una cuestión de reducción de costos», insistió.

Si bien la canciller vinculó el primer desplazamiento de un ministro de Milei a menos de dos meses de asumir, el más rápido desde el regreso de la democracia, a un tema «presupuestario», la primera razón que había trascendido fue que Ferraro filtró a la prensa dichos del Presidente en una reunión de Gabinete y eso disgustó al líder libertario.

«Los voy a dejar sin un peso», habría sido la polémica frase de Milei sobre los gobernadores, enojado por las dilaciones en tratar la Ley Bases, que generó la salida de Ferraro.

No obstante, también había diferencias en torno a la gestión, sin mencionar que las demoras en acordar con bloques aliados en el Congreso la ley ómnibus fue sumando tensión puertas adentro del oficialismo.

De esta forma, Infraestructura dejará de tener rango de Ministerios y se convertirá en una Secretaría dependiente de Economía en el organigrama de gobierno. Aun no había trascendido quien será el secretario a cargo del área para reemplazar a Ferraro.

NOTICIAS ARGENTINAS