Los gobernadores de Juntos por el Cambio y aliados se darán cita para evaluar, de conjunto, las modificaciones que el gobierno de Javier Milei aplicó a la Ley Ómnibus que deberá tratarse durante el transcurso de la semana en la Cámara de Diputados. 

Para eso, hoy a las 19 se reunirán en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI), en la ciudad de Buenos Aires, donde se espera que delimiten una postura conjunta sobre la megaley. 

Los cambios anunciados por el ministro de Economía, Luis “Toto” Caputo, respecto a la eliminación del paquete fiscal generaron incertidumbre en los mandatarios provinciales entre los que, la administración libertaria, promete hacer caer el ajuste de no salir la ley. 

Los representantes del PRO y la Unión Cívica Radical (UCR) se mantienen expectantes y aseguran que si bien se trata de “buena decisión” por parte del Gobierno, aseguran que aún no hay precisiones “más allá de los títulos que van a presentar”.

Al respecto, desde un sector del peronismo aseguran que no hacía falta retirar la totalidad del paquete, que con la eliminación de tres artículos bastaba: retenciones, jubilaciones e Impuesto a las Ganancias. 

El fin de semana estuvo plagado de conversaciones, reuniones vía Zoom, llamados y mensajes entre los gobernadores de la liga Juntos por el Cambio, compuesta por Jorge Macri (CABA); Alfredo Cornejo (Mendoza); Gustavo Valdés (Corrientes); Rogelio Frigerio (Entre Ríos); Carlos Sadir (Jujuy); Ignacio Torres (Chubut); Maximiliano Pullaro (Santa Fe); Marcelo Orrego (San Juan); Claudio Poggi (San Luis); y Leandro Zdero (Chaco).

Los aliados, entre los que figuran Alberto Wertilneck (Río Negro); Claudio Vidal (Santa Cruz); Hugo Passalacqua (Misiones); Rolando Figueroa (Neuquén); y Martín Llaryora (Córdoba) también están al tanto de los debates. Incluso, Llaryora asistirá al intercambio de hoy. 

En un principio Osvaldo Jaldo (Tucumán), hasta hace poco parte de Unión por la Patria, tenía previsto dar el presente, pero en las últimas horas optó por no participar. 

Ante este panorama, volverán a reunirse en una semana clave para el tratamiento de la ley, luego de que Milei instrumentara a sus asistentes a tensar de la soga con las provincias si el Congreso Nacional rechaza los puntos presentados.

Es que el Presidente se muestra inflexible: no va a ceder respecto a su meta de déficit fiscal cero y para eso promete compensar con recortes en las provincias. Los sectores dialoguistas, piden que se cumpla con la promesa, pero por vías alternativas que no afecten los intereses de sus distritos. 

La preocupación por estas horas de los mandatarios es la compensación del Poder Ejecutivo ante la pérdida de recaudación, por lo que demandan ser resarcidos y entre las variables, ponen sobre la mesa la posibilidad de discutir la coparticipación del Impuesto PAIS. 

Se trata de una de las semanas más complejas para la gestión libertaria que, luego de aplicar modificaciones y ceder puntos, intenta hacer pasar las reformas que le permitan delimitar la impronta de la administración. 

NOTICIAS ARGENTINAS